DANZA AFRICANA

La danza africana te da la oportunidad de trabajar y liberar a través de la expresión del cuerpo, todas las tensiones y emociones que absorbemos y vivimos día a día, quedando registrado en nuestros músculos, huesos y células.

Al igual que en el resto de culturas, en las culturas africanas las danzas tradicionales están íntimamente relacionadas con las fases de la tierra: cambio de estaciones, desgracias naturales, y con las fases de la vida: nacimiento, iniciación, matrimonio y muerte.

Aunque muchas danzas se atienen a coreografías definidas, en general la danza africana se caracteriza por sus movimientos de improvisación. Utilizando pies, caderas, piernas, cabeza y hombros, y en las músicas poli-rítmicas, donde cada tambor marca un ritmo diferente, cada parte del cuerpo puede seguir los diferentes ritmos marcados a la vez.

Es un buen momento para dedicarle tiempo y darle un espacio de movimiento al cuerpo con esta magnífica danza ancestral, nutriendo y desbloqueando las emociones, fluiremos a través de los sonidos más primarios, permitiendo liberar tensiones haciendo viajar la mente y el cuerpo con la música y el movimiento, de una forma libre y personal.