Meditación y Budismo

La meditación es la práctica budista por excelencia. El significado del término meditación o bhavana significa “cultivo de la mente”. Es por tanto una actividad que supone determinada predisposición para que el practicante se sitúe en la realidad y así aumentar su comprensión y sabiduría, que son esenciales para la erradicación del “dukkha” (sufrimiento)

Hay muchas y variadas técnicas de meditación budista dependiendo de cada tradición y escuela, si bien, todas se basan en dos componentes llamados Samatha (calma mental, tranquilidad) y Vipassana (conocimiento directo, intuición). Se considera que los métodos derivados de Samatha sirven normalmente para preceder y preparar las meditaciones Vipassana.

Tipo de meditación Método Contrarresta: Desarrolla:
Samatha
(meditaciones de tranquilidad)
Anapana La distracción La concentración
Metta bhavana El odio, la nostalgia, la sensiblería El amor
Mudita bhavana El rencor, la envidia La alegría
Upekkha bhavana La indiferencia y la neutralidad apática La ecuanimidad
Vipassana
(meditaciones interiores)
La contemplación de la impermanencia (Anicca) El deseo La paz interior, la libertad
Salayatana La vanidad La claridad respecto a la naturaleza del ser
La contemplación del origen condicionado (Pratitya-samutpada) La ignorancia La sabiduría, la compasión

Hay que tener en cuenta que las diferentes tradiciones del budismo Mahāyāna desarrollan sus propios métodos con su propia nomenclatura. En el budismo Mahāyāna también a menudo se describen técnicas de meditación cuyo enfoque puede ser considerado como “total”, en el sentido que a veces defienden una sola técnica concreta como antídoto para todo lo anterior. Tal es el caso de la meditación del budismo Zen (Zazen) o el mahamudra en el Budismo tibetano.

El Budismo es un medio de transformación individual y social. La palabra Buda es un título o un epíteto y no un nombre. Significa “alguien que está despierto” en el sentido de haberse “despertado a la realidad” El Buda fue un ser humano que, a través de esfuerzos tremendos, se transformó y trascendió su limitación humana creándose en él un nuevo orden de ser: un ser iluminado.

me

Aunque la meditación budista no significa exclusivamente sentarse en el suelo (o sobre un cojín zafu) para desarrollar una técnica contemplativa, desde antiguo el buscar un lugar tranquilo y preferentemente cerca de la naturaleza para favorecer el progreso de la meditación ha sido una constante. Además que así lo aconsejaba el propio Buda. De este modo, la representación más popular del Buda es la de una figura sentada con la piernas cruzadas en la llamada posición de loto. Aunque hay otras representaciones del Buda estando de pie, recostado, o en una silla.

En la meditación budista se intenta predisponer determinada condición mental que favorezca el samādhi o “estado de máxima atención y tranquilidad”. El samadhi se considera algo previo a la realización de una alta comprensión y también del nirvana.

En el Budismo primigenio —como sabemos por las fuentes pali de la escuela Theravada— Buda explica los diferentes estados o “jhanas” que el practicante experimenta en su progreso, así como la manera de identificarlos y los métodos a seguir. De igual modo, en el Budismo Mahayana aparecen explicaciones similares de los diferentes estados junto a nuevas formulaciones. Históricamente, estas nuevas formulaciones, a menudo, suponen la recuperación de significados antiguos para su adaptación a un nuevo contexto.

En el núcleo central de toda meditación budista hay una observación tranquila y atenta tanto de los propios procesos mentales como de los fenómenos de la vida.

  • Budismo Theravada: hace hincapié en el análisis y descripción de los diferentes estados de meditación. Limpia de ritual y con un fuerte componente de estudio. Enfatiza un camino progresivo de práctica que pulirá las realizaciones del practicante. El análisis y la sistematización de la experiencia meditativa es la característica principal en la tradición Theravada.
  • Budismo Zen: destaca el carácter espontáneo e intuitivo de la sabiduría. La práctica budista es limpia de ritual e intenta buscar una armonía natural en el individuo que le predispone a realizaciones directas e intuitivas. Evitar el dualismo en la comprensión de la realidad, es la característica fundamental de la meditación Zen.
  • Budismo Tibetano: sobresalen los mecanismos simbólicos e inconscientes de la mente. Es una práctica ritualista que intenta la transformación de la mente del practicante mediante un camino progresivo de realizaciones. La meditación en el budismo tibetano está centrada desde sus inicios en establecer nuevos patrones psicológicos para aumentar la comprensión de la realidad a niveles profundos. Es la más simbólica y mágica de todas las tradiciones budistas.
  • Budismo de la Tierra Pura: resalta el carácter omnipotente de la sabiduría frente a los esfuerzos del individuo. Es una práctica devocional en donde los mantras (recitaciones) predisponen al practicante para una realización instantánea. En el budismo de la Tierra Pura, la devoción, humildad y gratitud suponen en sí mismas vías de realización espiritual como algo muy distintivo.
  • me10me5

La meditación budista en el mundo

En general, el Budismo provee de innumerables explicaciones y análisis de los distintos estados mentales en la meditación, sus factores y condicionantes psicológicos. El Budismo es reconocido de manera muy general como la religión más sofisticada que existe respecto a sus técnicas contemplativas. Debido al carácter pragmático de la religión budista, muchas veces esta sofisticación ha sido también útil para acercarse a gente de otras religiones o sin ninguna en especial. A menudo distintas técnicas han sido adoptadas o adecuadas por practicantes de otras religiones dentro de sus propios contextos. También ha sido usada como ayuda para la terapia psicológica o de salud física. En varios países de Europa, está siendo usada con éxito y regularidad para ayudar a la rehabilitación de presos, y sus recientes éxitos con la anorexia han sido a veces espectaculares; siendo alabados tanto en estudios médicos como científicos. También recientemente, la comunidad científica se ha interesado por descifrar fisiológicamente las técnicas de meditación budista. Todo este panorama de revitalización de esta antigua práctica es visto lógicamente con alegría desde la comunidad budista, ya que desde siempre la ha considerado algo totalmente beneficioso para la felicidad de los individuos.

me8ATENTOS A LA LEY CAUSA Y EFECTO Y LA LEY DE LA POLARIDAD

El mal uso de la Ley de causa y efecto nos crea Karma. Intenta ser consciente durante todo el día por cada experiencia mostrada en tu camino. No sirve de nada el conocimiento si no lo aplicamos, solo a través de la experiencia lo convertiremos en Sabiduría, así que agradece cada situación ya que es la OPORTUNIDAD para mostrarte conscientemente el Maestro/a que tú eres, solo a través del amor encontrarás las respuestas de todas las situaciones y pruebas. Empezarás a vivir en una continua vibración en espiral.Cuanto más te fijes en la Ley de la polaridad, más equilibrada estará tu vida exterior y tú te sentirás más equilibrado/a. Cuanto más controles tus sentimientos y tus pensamientos mayor será tu armonía, recibiendo en tu vida experiencias que vibrarán en esa frecuencia.

ES IMPORTANTE: CENTRARNOS de una forma activa y CONSTANTE en todo aquello que realizamos y sentimos en cada momento durante todo el día.

Estas dos leyes son primordiales para poder sentir y atraer a nuestra vida, armonía, equilibrio, amor incondicional, sabiduría y todas las cualidades divinas en nosotros.

DESDE MI AMADA Y DIVINA PRESENCIA YOSOY,
Bendigo cada paso que das en tu camino
Cada experiencia que encuentras
Cada pensamiento y sentimiento
Cada palabra que expresas
Cada acción que realizas.

Pongo luz en tu sendero
Protegido en tu camino quedas,
De noche y de día, contigo Estoy
No dejes de andar tu camino
Transforma lo negativo
Paz y Amor para ello yo te envío
Manifiesta tu Gran Sol
Sostenido por tu Divina Presencia.

Dios anhela encontrarse con su hijo
Al final del camino Dios te espera
Tu niño interior ya ha crecido
¡Maestro! Ya estás en el camino
Decretado esto está
En el sagrado Nombre del Padre Celestial
Anda hacia Él lleno de Luz, Amor y Paz
Allí y aquí, Uno, contigo Soy.

LAMA TZOTAR

 

retiro